¿Cómo tomar mate? Recetas y bebidas con yerba mate

Además de saber preparar un buen mate, ya sea amargo o dulce, con la yerba mate se pueden preparar exquisitas recetas. Helados, tortas, licores, hay una gran variedad de posibilidades.

Recetas y formas de preparar el mate

No hay duda de que el mate provoca una sana adicción. Quien lo prueba y de acuerdo a los beneficios del mate, lo convierte en una de sus bebidas favoritas. Podemos comprar mate y consumirlo a todas horas: como desayuno, a media mañana, después de comer, como merienda.

Aunque es una bebida muy consumida en países como Argentina o Brasil, donde se producen unas 700.000 y 500.000 toneladas respectivamente al año (algo así como el 80% de la producción mundial), es una bebida cada vez más consumida en Europa.

Pasos para preparar un Mate tradicional

La forma tradicional de tomar el mate es utilizando el mate calabaza para depositar la hierba bien compactada y el agua recién hervida y la bombilla para chupar la infusión sin prisa. Tiene un sabor amargo, por lo que a mucha gente le gusta tomarlo tal cual, pero se puede endulzar con una pizca de azúcar o con stevia.

1- Elegir un mate, recipiente contenedor de la yerba mate. Diferentes materiales, formas y tamaño.
2- Llenar el mate hasta 3/4 con yerba mate.
3- Tapar la boca del mate, darlo vuelta y agitarlo durante unos segundos. Dejarlo en su posición normal, con el contenido inclinado a unos 45° para que se forme una cavidad en un sector. Esto le permitirá tener una mezcla homogénea. (hojas, palo y polvo).
4- Verter agua tibia (50°C) en la cavidad formada en el paso 2, de manera que se humedezca el fondo del contenido del mate y dejarlo reposar unos segundos. Con este proceso, permitimos que la yerba mate libere todos sus componentes gradualmente durante el cebado.
5- Introducir la bombilla en la zona humedecida y apoyarla contra la pared del mate, procurando que quede firme.
6- Cebar el mate con pequeñas cantidades de agua caliente (75-80°C) en la zona donde se introduce la bombilla, cuidando de no mojar la parte superior de la yerba. Repita este último paso para disfrutar de unos sabrosos mates.

Pasos a tener en cuenta para preparar unos ricos mates

  • Calentar el agua y ponerla en un termo. Tener en cuenta que el agua no debe estar tibia ni dejarla hervir, para tomar “buenos mates” la temperatura del agua es aconsejable de 70 a 80°C.
  • Vierta la yerba en el mate hasta alcanzar las tres cuartas partes del mismo. Si lo desea, para que los primeros mates no sean tan amargos, puede añadir una o dos cucharaditas de azúcar.
  • Tapar con una mano la boca del mate, invertirlo y agitarlo durante unos instantes. Vuelva a colocarlo en su posición normal. Cuidar que la yerba quede sobre una de las paredes del recipiente y también que se forme un pequeño agujero.
  • Para iniciar el mate, coloque agua tibia suavemente en el agujero que quedó en la yerba. Comenzar el mate con agua tibia, permitirá que la yerba no se queme y pierda el sabor.
  • Introducir la bombilla en el agujero húmedo.
  • Una vez realizados estos pasos se puede comenzar a cebar el mate.

Trate de no mover la bombilla y cebar siempre en el mismo lugar, esto le permitirá no mojar toda la yerba y así disfrutará más tiempo de exquisitos mates.

Pasos para preparar un Tereré tradicional

La bebida se hizo famosa en Paraguay cuando la gente la introdujo en su vida cotidiana. El nombre “te-re-re” es una onomatopeya que imita el sonido del agua al sorberla. El nombre hace referencia al sonido de los tres últimos sorbos de cada mate y también se dice que es una deformación de la frase “té jere” (ronda de té) y evoca el momento en que los guaraníes compartían esta bebida en las reducciones jesuíticas.

Para preparar un tereré necesitamos una jarra de metal o plástico o un termo; mucho hielo, un vaso de yerba mate y una bombilla. El vaso se llena hasta la mitad con yerba, se coloca un cubo de hielo, la bombilla y listo. Aunque el tereré original es con agua helada, muchos prefieren prepararlo con zumo en sobre o con fruta exprimida, por ejemplo limones, pomelos o naranjas, o con soda. Otra opción es añadir al agua hierbas como la menta o el coco, o piel de naranja.

La yerba mate para el tereré tiene una molienda más gruesa y con menos contenido de polvo, para evitar que la bombilla se obstruya. Si utilizamos la yerba mate tradicional, es probable que la combinación de agua fría con el polvo tape la bombilla.

Otras opciones para disfrutar la yerba mate

  • Mate con leche: Para preparar el mate con leche, calentamos un litro de leche a unos 75-80ºC endulzado al gusto. Colocamos 3/4 de yerba en el mate que nos guste (lo ideal es usar uno de cerámica, vidrio o metal). Tapamos con la palma de la mano y mezclamos bien durante unos segundos. Volvemos a su posición normal, dejando el contenido inclinado a unos 45°. Mojar la yerba con un poco de leche caliente, dejando la parte superior seca. Colocar la bombilla en la yerba húmeda y comenzar a cebarla de manera similar a un mate tradicional.
  • Mate cocido en bolsa: Para preparar un rico mate cocido en bolsitas, verter agua caliente (80°C) en una taza, colocar la bolsita y dejar reposar unos minutos. Endulzar a gusto.
  • Mate cocido frío: Para preparar un litro de mate cocido necesitamos aproximadamente 6 bolsas de yerba mate o 50 gramos de yerba mate elaborada, colocar en un recipiente y dejar enfriar.
  • Mate de pomelo: Aprovecha las virtudes antioxidantes de la yerba mate y la vitamina C del pomelo, muy necesaria para fortalecer las defensas en los meses de otoño e invierno. Elige un pomelo, y haz un agujero en el centro lo suficientemente grande para colocar la yerba mate.

Puedes aprender a hacer otras preparaciones con yerba mate y agregarle diferentes topping para disfrutar de su sabor y encontrar su mate preferido.